viernes, 7 de mayo de 2010

Revolución

Recuerdo que cuando era niño, allá en la década de los ochenta del siglo XXI, (eso sonó muy viejo), me divertía rompiendo macetas mientras intentaba manejar bicicleta. También rompía los vidrios de las ventanas en mis intentos de aprender futbol y ensuciaba paredes y ropa en mis "hazañas" de Rambo y GI Joe.

Recuerdo la insípida televisión y como adoraba ver el único programa de calidad de aquellos años: Galareporter.

Recuerdo también cuando se desato una polémica por un video de una canción famosa venida del Brasil.
Así es, estoy hablando de la famosa Lambada.

Más allá de que haya sido un plagio, lo que más llamaba la atención era ver a las bellas mulatas bailando seductoramente mostrando sus calzones, mientras se desarrollaba una historia "de amor" de un par de crios, que se "franeleaban" alegremente al ritmo de lambada, mientras el padre de uno de ellos trataba de detener ese "amor prohibido"
Resultado de ese intento fallido, el padre se ponia a bailar lambada con la vocalista del grupo.
La moraleja era: deja el amor tranquilo, pero al menos el padre intentaba poner orden.






Volviendo al tema, la canción causo revuelo pues el baile era muy erótico y según los cánones morales de esos años incitaba a la inmoralidad.

Han pasado los años y ya nos hemos acostumbrado a ver casi de todo. Sin embargo hay situaciones como la que mostrare a continuacion, en las que uno no puede dar credito a lo que ve.



Videos tu.tv

Videos tu.tv


Lo primero que llama la atención de este video es que son los familiares, llamense tias, tios, primos, madres, etc; son los que inducen a este tipo de conducta. En segundo lugar, es obviamente el daño que se les hace a los menores, pues se les esta induciendo a aceptar un tipo de comportamiento impropio de su edad como si fuese algo normal. Que alguien me venga a decir que hay que ser tolerantes con este tipo de conductas seria ser un cínico.

Asi pues y aunque no me gusta caer en argumentos trillados, tendriamos que preguntarnos a donde estan yendo las nuevas juventudes. El debate esta abierto.

1 comentario:

Bartok dijo...

Realmente no logré ver el video por falta de recursos en este ordenador a pedales. Pero ya más o menos imagino que puede haber.
Aquí en Lima se celebran fastuosas fiestas de 15 años con reggaetón (y su respectivo baile, el perreo, incluido) a vista y paciencia de los invitados. Espectaculos bochornosos y degradantes que cuentan con la aprobación de la estupidez humana. Un abrazo.