jueves, 5 de agosto de 2010

Militcia

Nunca quise creer que este gobierno era totalitarista. Siempre auguraba un gobierno radical, demagógico y corrupto que a la larga desgastaría su proyecto político por obra de su propia podredumbre e incompetencia y que finalmente terminaria su mandato de manera abrupta producto de una revuelta protaganizada por la misma gente que lo encamino hacia la silla presidencial.Estos años que han pasado me han permitido darme cuenta lo equivocado que estaba.Haciendo una recapitulación saltan a la vista las oscuras intenciones del gobierno:
Para despejar cualquier duda, ahora al gobierno se le ha dado por iniciar un entrenamiento militar a los movimientos sociales.El pretexto es que se busca habilitar a "patriotas" que estén dispuestos ¿a "defender la patria ante cualquier eventualidad"?

Y yo me pregunto ¿Qué eventualidad es esa?, ¿Podría ser la invasión de Colombia y su socio Estados Unidos? (sarcamo), ¿o la joda contestaría de la oposición y sus cabildos? ¿podría ser en caso de problemas con carteles internacionales de narcotráfico? (sarcasmo)
Sigo con mi duda porque si mal no recuerdo la nueva Constitución Política del Estado habla de "que (Bolivia) es un Estado pacifista y que rechaza toda guerra de agresión como instrumento de solución a los conflictos"
Entonces ¿por que el Gobierno y el Estado Mayor del Ejercito hablan de guerras inminentes?
A lo mejor el dicho: "si quieres paz prepárate para la guerra" hoy tiene mas validez que nunca; creo que el gobierno quiere una paz a su medida, en donde voces disidentes y criticas sean acalladas facilmente y para llegar a ese fin es necesario armar un enfrentamiento entre las regiones antagónicas del país.
Ahora se entiende el porque del gasto multimillonario en compra de armamento nuevo.
Este deseo de violencia debe ser censurado por parte de la población. Más violencia solo conllevara a más pobreza y atraso. Finalmente no hay que olvidar el papel funesto de las milicias. Ejemplos como las camisas pardas, negras, son recordatorios de violencia, intolerancia y de como un partido político puede convertir a sus partidarios en simples matones.
Estas milicias al final terminaron convirtiéndose en grupos paramilitares que irónicamente subyugaron a la gente que decían defender.
Espero que esta locura por parte del gobierno no prosiga, pues estará sentando las bases para futuros problemas.




http://www.eldeber.com.bo/2008/2008-12-08/editorial.php
http://www.boliviademocratica.net/prensa.php?idArticle=149183

1 comentario:

La MaJo dijo...

IVE GOT THE SPIRIT, BUT LOSE THE FEELING...

:)
hace tiempazo q no pasaba por aki,
deli volver.